Singularidad del arte escultor en árboles vivos

Ngọc Minh
Chia sẻ
(VOVWORLD) - ¿Alguna vez ha visto estatuas talladas en troncos de árboles en desarrollo? Gracias a su gran destreza, Tran Quoc Viet, de 44 años de edad, radicado en el barrio de Ba Lang, del distrito de Cai Rang, ciudad meridional de Can Tho, combina armoniosamente el arte del bonsái y la escultura para generar figuras talladas en troncos de árboles vivientes. Sus obras no solo seducen a los clientes y los amantes de este arte por una apariencia única y llamativa, sino que también porque tienen un significado importante.

En un huerto de mil metros cuadrados, Tran Quoc Viet sostiene en sus manos un cincel, con el cual repara meticulosamente cada detalle de una estatua de Buda Maitreya sonriente montando un dragón, en el tronco de un árbol de carambola cuyo diámetro es de unos 50 centímetros. A su alrededor se encuentran docenas de bonsáis de diferentes tipos que están en espera de ser procesados.

Singularidad del arte escultor en árboles vivos - ảnh 1Tran Quoc Viet y algunas de sus obras 

Aunque se dedica a esta profesión desde hace casi 25 años, la idea de esculpir en árboles vivos se le ocurrió por accidente a principios de 2018.

Viet dijo al respecto: “La idea surgió de un intento de esculpir un gran árbol tirado por mi vecino. Desde allí comencé a hacerlo en el tronco de otras plantas en mi jardín. Poco a poco, esta labor se convirtió en mi pasión. Cada vez que me viene a la cabeza la inspiración, no dudo en tomar un cincel para hacerla realidad, incluso por la noche”.

Bajo las manos hábiles y meticulosas de Quoc Viet, las figuras de Buda Maitreya con una sonrisa feliz, sosteniendo un lingote de oro en sus manos, o las de los tres dioses de la longevidad, éxito y felicidad se tallan vívidamente en cuerpos de árboles de “phat loc” (de la familia de las Asparagaceae) y carambola. El escultor dijo que, para crear estas obras únicas, los plantas deben haber sido cultivadas al menos hace 10 años, tiempo que garantiza su dureza y durabilidad requeridas.

“Elijo plantas ornamentales de al menos 10 años o más, porque en ese tiempo sus cuerpos de madera son planos y mide 6 centímetros desde el núcleo del árbol. Primero tengo que eliminar la parte sobrante del bonsái desde arriba hasta abajo y luego comenzar a esculpirlo. Después de crear las estatuas, las trato con una sustancia química para que luego, cuando el árbol crezca, la figura tallada en ella no lo haga. Para esta fase necesito entre uno y 3 días, dependiendo de la demanda y el tipo de madera. Cuanto más dura sea la madera, más tiempo tardaré. El tratamiento químico para las estatuas es el proceso más difícil porque si se hace incorrectamente, las plantas pueden morir, dañarse o deformarse”.

Singularidad del arte escultor en árboles vivos - ảnh 2Esculturas de los tres dioses de “la longevidad, éxito y felicidad

Esculpir en tallos secos es complicado, pero realizarlo en árboles que aún están vivos requiere, además de tiempo y esfuerzo, la meticulosidad y la creatividad del escultor.

Quoc Viet compartió lo siguiente: “Este tipo de escultura no tiene ningún diseño concreto. Suelo tallar las imágenes a partir de mis ideas y transmitir mis sentimientos sobre la estatua para que pueda darle vida. En este árbol vivo, tengo que hacerlo completamente a mano y de forma cuidadosa y lenta, así como sin ningún soporte de máquinas, porque si desafortunadamente daño el corazón del árbol, morirá”.

Dependiendo de la forma del árbol, el artista elabora las figuras para que sean bonitas y coincidan con los principios tradicionales del feng shui. Las plantas con esculturas se desarrollan normalmente y los compradores pueden cuidarlas como otros tipos de bonsáis, mientras las estatuas no cambian con el tiempo a medida que crecen los árboles.

Singularidad del arte escultor en árboles vivos - ảnh 3

La figura de Buda Maitreya sonriente representa el deseo de la gente de tener una vida feliz y próspera.

Por lo tanto, cada árbol con estatuas tiene un precio de 3 a 5 veces más alto que el de plantas ornamentales, entre 5 y 50 millones de dongs (de 242 a 2 mil 142 dólares) dependiendo de la dificultad de la obra. Pham Duy Thien, del distrito de Ninh Kieu, en la misma ciudad de Can Tho, estimó:

“Es una buena iniciativa. Me parece que las obras de aquí realmente son llamativas. Para crearlas, el artesano debe ‘darles’ vida. Además, es necesario elegir figuras apropiadas con el tamaño y la forma del árbol”.

Las estatuas perfeccionadas son cubiertas con una capa dorada para crear énfasis bajo la oscuridad. Quoc Viet dijo que, en los próximos años, continuará investigando para diversificar los tipos de plantas ornamentales a fin de servir a la escultura, contribuyendo a enriquecer el mercado doméstico de bonsáis.

comentar